Anti spam simple y ligero para WordPress

Uno de los problemas más comunes que aqueja a los usuarios de WordPress es el spam que ingresa por diferentes vías de contacto o participación, como los comentarios. Si sos de los que usaba el plugin Anti Spam y de un día para el otro te apareció un plugin invasor llamado Titán, ya te habrás dado cuenta que no es que te hayan hackeado, sino que modificaron AntiSpam en la versión 7 para convertirlo en un programa mega inflado que nadie pidió. Acá te muestro cuál podés usar si te resistís a tanto cambio.

Probé varios hasta encontrar uno que sea prácticamente igual al que tenía, en cuanto a simplicidad, ligereza, efectividad, entre otros. Sin embargo, muchos vienen con características variadas. Es decir, si quiero un plugin anti spam, no espero más que eso. ¿Por qué Titán me ofrece opciones que tengo en Wordfence, por ejemplo? El nuevo desarrollador creo que no entendió la parte de actualizar un complemento, directamente me vende algo nuevo.

En fin, vamos al reemplazo. Y el ganador es… ¡Spam destroyer by Ryan Hellyer!

Anti spam: Spam Destroyer

Este complemento se comporta de la misma manera que el que tenía: instalo, activo, me olvido.
No hay una página de ajustes o preferencias. En palabras del propio desarrollador, hacer eso sería ir en contra del punto del plugin, que es trabajar combatiendo el spam y no saturarlo de opciones.


Llevo apenas unas semanas probándolo y por ahora va bien. Claro que el tráfico de la web aumenta poco a poco y el potencial real lo veré en un tiempo más. Sumado al beneficio de su directísima función sin vueltas, es gratuito. ¿Para qué más? Por lo pronto, me convenció y lo recomiendo.

Una opción más

Otro que me pareció genial es Spam Protection by Clean Talk pero tiene una prueba gratuita de 14 días y luego te cobran. El costo es muy bajo, de 8 dólares anuales, pero personalmente soy de enfocarme en opciones recomendables para emprendedores con necesidades comunes y poco presupuesto. Esa es la razón por la cual Spam Destroyer se lleva la mención de oro y Spam Protection, sería el de plata, literalmente.

El anti spam by CleanTalk cuesta 8 dólares al año

Como verás, evité hacer grandes listados con todas las posibilidades porque si lo que se busca es un anti spam, no debería haber mucha vuelta. Mientras cumpla su función, el resto de maravillas u opciones de pago que traiga, se vuelven irrelevantes.

¿Y vos por cuál optaste? ¿Te sucedió lo del plugin “intruso” Titán? Contame cuál es tu preferido en los comentarios y dejá tu correo aquí si querés enterarte de nuevas entradas con soluciones rápidas y superútiles. 🙂
EME OLMOS

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×